Jim McIsaac/Getty ImagesJulio Teherán se encuentra en el puesto 14 en la Liga Nacional en ponches con 92.
La buena racha de los Bravos continuó el jueves luego que Brian Snitker fuera expulsado. He aquí su argumento - luego que una jugada fuese revisada. De seguro los enfrentamientos de los Bravos versus los Mets se sienten ahora muy diferentes que hace tres semanas atrás, según escribe David O'Brien.

Ya son siete victorias en los últimos ocho juegos para los Bravos, un cambio notable para un equipo que estaba en trayectoria de tener un diferencial de carreras negativo que podía rondar los 300 a principios de esta temporada. Este cambio, en sí mismo, podría ser razón suficiente para que Atlanta ponga freno a la renovación en grande de su personal mientras se prepara para mudarse a un nuevo estadio en la próxima primavera. Los Bravos quieren poder decirle de forma creíble a su base de fanáticos que ya ha pasado lo peor y los peloteros anclas de su roster, como Freddie Freeman, se quedarán en la organización.

Pero Atlanta tiene una ficha interesante de cambio e Julio Teheraán, el lanzador colombiano de 25 años que ha tenido una gran primera mitad de temporada. En 15 aperturas, Teherán tiene efectividad de 2.66, con 24 boletos y 92 ponches en 98 entradas, el tipo de tasa de ponches a boletos que solía atraer mucha atención antes de que Clayton Kershaw rompiera todos los estándares de excelencia. Teherán está recibiendo puntos adicionales de los ejecutivos rivales por lograr algunas de las mejores salidas de su joven carrera mientras juega para un equipo que entró a la temporada sin posibilidad alguna de llegar a la postemporada. Para muchos jugadores, es más fácil mantener la concentración cuando todo alrededor de ellos está saliendo bien, y que Teherán esté haciendo lo que ha estado haciendo en un equipo malo no está pasando desapercibido.

Pero a los ojos de algunos evaluadores, Teherán sigue necesitando un historial más grande antes de ue estén dispuestos a ceder un paquete grande de jugadores. Para algunos evaluadores, Teherán está más cerca de ser un Shelby Miller -- un lanzador más propenso a estar en el medio de una rotación que encabezándola - que de ser un Cole Hamels.

"Yo no sé lo que él es, exactamente", dijo un escucha.

El año pasado, Teherán tuvo efectividad por encima de 4.00 y permitió 27 jonrones, y este año, está luciendo mejor con métricas más tradicionales, como la efectividad, que en las más avanzadas, como el xFIP, que mide números independientes de fildeo: En esa estadística, Teherán se ubica en el puesto 47 entre 96 lanzadores calificados.

Pero Teherán sigue siendo relativamente joven, y debido a que firmó un contrato a largo plazo temprano en su carrera, su contrato es increíblemente amigable para el equipo. Teherán se está ganando $3.3 millones este año, $6.3 millones la temporada que viene, $8 millones en el 2018, $11 millones en el 2019, y los Bravos tienen una opción por $12 millones para el 2020. Existe una tremenda certeza de costo en este acuerdo, dada la producción de actuación sólida de Teherán y el aumento en el costo del pitcheo en el invierno pasado.

El contrato de Teherán, por sí mismo, le da a los Bravos algo de valor más allá de su actuación.

Atlanta debería escuchar ofertas por Teherán en los últimos 38 días antes de la fecha límite de cambios directos, pero a menos que algún equipo esté dispuesto a darle a los Bravos algo parecido a lo que recibieron por Miller, quizás sea mejor para ellos el esperar. A menos que haya algo en el modo de lanzar de Teherán o en su carga de trabajo que el personal de los Bravos se esté preocupando por una posible caída, probablemente le rinda beneficios a ellos el darle a otros equipos la oportunidad de ver a Teherán sostener su éxito en el resto de esta temporada, y darle a ellos una mejor oportunidad de aprender sobre el resto de su pitcheo en su organización.

No se espera que los Bravos ganen en el 2017 debido a que van a depender de demasiados prospectos jóvenes, y el hecho es que su nuevo estadio se venderá por sí solo. Pero comenzará a haber un cambio en el 2018, una expectativa creciente, y Atlanta va a necesitar un abridor veterano que pueda liderar a la camada de lanzadores jóvenes que los Bravos han logrado juntar gracias a varios cambios. Si Atlanta cambia a Teherán en este verano, podrían encontrarse a sí mismos buscando un lanzador exactamente igual que él dentro de dos años - relativamente joven, barato, experimentado y efectivo.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Freddie Freeman
Jason Getz/USA TODAY SportsFreddie Freeman y los Bravos de Atlanta llevan ritmo para ganar 47 partidos en esta temporada... y ganarse el primer turno del sorteo del 2017.
La primera selección en el sorteo del 2016 se llevará a cabo hoy, pero la persecusión del primer turno del 2017 está llevándose a cabo con vigor.

Los Cachorros de Chicago están poniendo unos números sorprendentes y llevan ritmo para amenazar todo tipo de records de éxitos. Sin embargo, en el otro lado de la moneda en la Liga Nacional tiene muchas cosas poco atractivas, y mucho de eso se le atribuye a los ejecutivos de los equipos diseñando sus novenas para fracasar (mejor conocido como perder a propósito). Como quiera que lo quieran llamar, esta ha sido una estrategia utilizada comúnmente para reconstruir los equipos bajo las reglas actuales del Convenio Laboral.

El año pasado, estas fueron los peores diferenciales de carreras en la Liga Nacional:

1. Bravos de Atlanta: menos-187
2. Filis de Filadelfia: menos-183
3. Rojos de Cincinnati: menos-114
4. Cerveceros de Milwaukee: menos-82
5. Padres de San Diego: menos-81

Los Filis terminaron con el peor record, con 63-99, razón por la cual ellos seleccionarán primero en el sorteo de hoy. Pero comparados con los Filis del 2015, los peores equipos en la Liga Nacional este año son bien feos y extraños. Atlanta lleva ritmo para ganar 47 juegos y los Rojos 60, y las proyecciones de diferencial de carreras para los peores equipos son extraordinarias. De sostenerse su actual ritmo, así terminarían estos equipos en cuanto a diferencial de carreras:

1. Bravos: menos-266
2. Rojos: menos-260
3. Filis: menos-153
4. Padres: menos-124
5. Cerveceros: menos-107
6. Diamondbacks de Arizona: menos-101

Algunos de los peores equipos podrían tener un retroceso mayor en los 100 juegos finales de la temporada a medida que sigan vendiendo jugadores a equipos contendientes, con los Rojos quizás saliendo a Jay Bruce y Zack Cozart, los Padres buscando posibles acuerdo para salir de Melvin Upton Jr., Jon Jay, Matt Kemp, el receptor Derek Norris y otros, y los Bravos escuchando ofertas por Julio Teherán.

Para estos equipos, esto tiene que representar progreso. Sin embargo, para el béisbol de Grandes Ligas no es el mejor productor.

Rumores del sorteo

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Yoenis Cespedes and Terry Collins
Ron Vesely/MLB Photos/Getty Images
Comenzamos con el calendario de principio de temporada de la Liga Americana, hoy desvelamos la segunda parte de nuestro ranking: el programa en la Liga Nacional. Estos se clasifican del más difícil hasta el más sencillo, y reflejan cuan notablemente polarizada estará la Liga Nacional, con una gran cantidad de equipos que se espera que sean muy buenos y una gran cantidad de equipos que se espera que realmente den pelea.

1. Bravos de Atlanta

Juegos en casa: 19 de sus primeros 41 juegos son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 28 de 41 partidos.

Notable: Atlanta está reconstruyendo y todo el mundo lo sabe, pero los primeros clavos podrían ser colocados en su temporada 2016 en las primeras seis semanas debido a la cantidad de grandes equipos con los que juegan. Sus primeros nueve juegos son contra los Nacionales y Cardenales, y para mediados de mayo, también van a tener tres series contra los últimos protagonistas de la Serie Mundial, Mets y Reales, y que también se enfrentan a los Dodgers, Cachorros, Piratas y Diamondbacks. Si ellos están enterrados temprano, que en realidad no va a ser malo para la oficina principal, que rápidamente puede enfocarse en comercializar a sus veteranos -el torpedero Erick Aybar, el jardinero Ender Inciarte y tal vez otros- por más prospectos. El año pasado ellos sobrecumplieron temprano, y eso probablemente complicó un poco su toma de decisiones.

2. Padres de San Diego

Juegos en casa: 25 de sus primeros 44 juegos son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 28 de sus primeros 44.

Notable: Ellos no se han mostrado tanto como algunos otros equipos, aunque los Padres han reconocido oficialmente que están reconstruyendo; dada la estructura de su calendario, probablemente se enterarán de lo que son en el campo de cualquier manera. Dieciocho de los primeros 44 juegos de San Diego son en contra de los Dodgers o Giants. 18 de 44.

3. Rojos de Cincinnati

Juegos en casa: 23 de sus primeros 42 partidos son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 29 de sus primeros 42.

Notable: Los Rojos ven a Piratas, rival divisional, mucho a principios de esta temporada -nueve de sus primeros 35 juegos son contra Pittsburgh- y luego los dos equipos no vuelven a verse de nuevo hasta el 5 de agosto.

4. Diamondbacks de Arizona

Juegos en casa: 22 de sus primeros 41 juegos son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 25 de sus primeros 41.

Notable: Los D-backs tendrán la mayor parte de sus juegos contra los Gigantes en la primera mitad; 14 de los 19 serán jugados para el receso del Juego de las Estrellas. Por otra parte, van a tener 13 partidos por jugar contra los Dodgers después del Juego de Estrellas. Los Diamondbacks también tendrán que viajar mucho: tienen un viaje de 10 partidos en abril y un viaje de nueve partidos en mayo.

5. Rockies de Colorado

Juegos en casa: 19 de sus primeros 42 choques son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 23 de sus primeros 42.

Notable: Los Rockies no tienen que ir muy lejos a principios de la temporada -todos, menos seis de sus juegos, son bien su patio o en el horario del Pacífico- y juegan ante los Diamondbacks mucho al principio, con nueve juegos antes del 12 de mayo y cuatro series en la primera mitad.

6. Cerveceros de Milwaukee

Juegos en casa: 24 de sus primeros 42 choques son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 25 de sus primeros 42.

Notable: El dueño Mark Attanasio ha dicho que respalda plenamente la reestructuración que está siendo realizada por la oficina central del equipo, y eso es una buena cosa, ya que parece posible que Milwaukee podría tener un duro abril. Sus primeros 16 juegos son contra equipos que se espera que compitan -los Gigantes, Astros, Cardenales, Piratas o los Mellizos- seguido poco después por una serie en Wrigley Field. No es fácil. Y pensemos en esto: los Cerveceros juegan a todos los juegos de 2016 que tienen contra los Nacionales, Mets, Dodgers y Gigantes antes de la pausa del Juego de Estrellas.

7. Filis de Filadelfia

Juegos en casa: 22 de sus primeros 45 choques son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 19 de sus primeros 45.

Notable: Doce de los primeros 22 juegos de Filadelfia son en contra de los Mets y los Nacionales. Los Filis ven a los Mets en dos series para el 20 de abril, a continuación, no los enfrentarán de nuevo hasta después del Juego de las Estrellas. Si usted está buscando un candidato entre los no contendientes en la Liga Nacional para sorprender con un inicio mejor de lo esperado, los Filis podría ser ese equipo debido a la cantidad de otros equipos mediocres que enfrentan a finales de abril y principios de mayo.

8. Dodgers de Los Ángeles

Juegos en casa: 22 de sus primeros 42 choques son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 21 de sus primeros 42.

Notable: Muchos de los juegos de los Dodgers contra equipos que no son del Oeste de la Nacional en mayo no serán fáciles: en Tampa Bay, en Toronto, en casa contra los Mets y los Cardenales, en la ruta ante los Cachorros. Para entonces, la rotación plagada de lesiones de los Dodgers podría ser más estable, dependiendo del progreso de Mike Bolsinger y Hyun-Jin Ryu.

9. Marlins de Miami

Juegos en casa: 18 de sus primeros 40 choques son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 20 de sus primeros 40.

Notable: Los Marlins tienen temprano series contra los tres equipos de élite del Oeste de la Nacional: Gigantes, Dodgers y Diamondbacks, así como 13 partidos contra los Nacionales antes de mayo 23. Si logran salir de esa ola de juegos bien, aparentemente los Marlins tienen la oportunidad de ascender con el asequible calendario que les sigue. Piense en esto: de los 99 juegos finales de Miami, 45 son contra los Filis (13), Bravos (12), Rojos (7), Rockies (7) y Padres (6).

10. Nacionales de Washington

Juegos en casa: 19 de sus primeros 44 choques son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 16 de sus primeros 44.

Notable: La primera vez que los Nacionales enfrentan un equipo que estuvo por encima de .500 el año pasado será el 22 de abril, cuando juegan Minnesota, y no juegan contra los Mets hasta mediados de mayo. Doce de los primeros 22 juegos de los Nacionales están en contra de los Filis y los Bravos. Sin embargo, Washington tiene un duro viaje de 10 partidos a través del Medio Oeste comenzando a finales de abril cuando sus Nacionales tendrán que ir a San Luis, Kansas City y el Wrigley Field.

11. Gigantes de San Francisco

Juegos en casa: 21 de sus primeros 43 choques son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 13 de 43.

Notable: Los Gigantes tienen temprano una tonelada de juegos frente a clubes que no se espera que sean contendientes (Cerveceros, Rockies, Padres, etc.). Sin embargo, su horario es inusual en términos de cómo tienen unos pocos días de descanso. San Francisco juega su primer partido el 4 de abril, y los Gigantes tendrán sólo dos días de descanso desde entonces y hasta el 15 de mayo (11 de abril y el 28 de abril). El picheo abridor de San Francisco se pondrá a prueba antes de tiempo.

12. Cardenales de San Luis

Juegos en casa: 28 de sus primeros 46 choques son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 18.

Notable: Los Cardenales tienen temprano en la temporada tres largas permanencias en casa de nueve, 10 y nueve partidos, respectivamente, pero tienen un zigzagueante y raro abril de viaje por carretera: en San Diego, en Arizona, a continuación, en Washington, antes de volver a casa, y luego tienen otra gira por la Costa Oeste a principios de mayo, pero al menos en ese, tienen seis juegos consecutivos en la misma área, contra los Angelinos y los Dodgers.

13. Piratas de Pittsburgh

Juegos en casa: 24 de sus primeros 48 choques son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 12 de 48.

Notable: La primera parte del programa de Pittsburgh está lleno de largas estancias, en casa, y en la carretera, con nueve y 10 juegos como local y recorridos por tres ciudades. Pero al principio de la temporada, van a jugar con una gran cantidad de equipos que no se espera que contiendan: 26 de sus primeros 45 juegos son contra los Rojos, Cerveceros, Rockies, Padres y Bravos.

14. Cachorros de Chicago

Juegos en casa: 22 de sus primeros 41 choques son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 15 de sus primeros 41. Notable: Al parecer, los Cachorros tendrán la oportunidad de tomar ventaja de la polarización de la mencionada Liga Nacional y ponerse en marcha rápidamente en 2016. Veintidós de los primeros 41 juegos de Chicago son en contra de Milwaukee, Cincinnati, San Diego, Atlanta y Colorado. Y del 11 de abril al 15 de mayo los Cachorros estarán en casa para 22 de 32 juegos.

15. Mets de Nueva York

Juegos en casa: 18 de sus primeros 40 choques son en casa.

Partidos contra equipos con marcas de .500 o mejores en 2015: 15 de sus primeros 40.

Notable: Después de que los Mets abran con dos juegos en Kansas City, se enfrentan a un horario favorable en las semanas que siguen, con 19 de sus próximos 28 partidos contra los Filis, Bravos, Rojos y Padres.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.