SAN FRANCISCO - Piense en Julio Urías como una pila de sacos de arena, desplegados por los Dodgers de Los Ángeles en contra de una inundación temprana de lesiones. Nadie en la organización de los Dodgers piensa que él es una solución perfecta para la rotación, por su falta de experiencia, una poco refinada bola rápida y con limitaciones en la cantidad de lanzamientos.

Urias tomará de nuevo la bola en su cuarta salida en su carrera este domingo ante los Gigantes de San Francisco, y él podría empujar su cantidad de lanzamientos a 90-95. La esperanza es que se gane tiempo, en salidas consecutivas de cuatro o cinco innings, en lo que llegan los refuerzos.

La fuerte creencia en el personal es que una verdadera ayuda está en camino, en forma de Brandon McCarthy, quien continúa en progreso de la operación de reconstrucción de codo y podría unirse a la rotación pronto, y Hyun-Jin Ryu, quien sube en la escala de tratamiento médico, según escribe Andy McCullough.

Pero también hay mucha emoción sobre el arma en formación en su sistema de Ligas Menores: Frankie Montas, quien fue adquirido en un cambio de tres equipos con los Medias Blancas de Chicago y los Rojos de Cincinnati el invierno pasado, junto al jardinero Trayce Thompson y el infielder Micah Johnson.

Incialmente, los Dodgers anticiparon que Montas tendría la oportunidad como relevista por el entrenador Dave Roberts esta temporada, aplastando a los bateadores con una recta que ronda las 90 millas. Pero en las últimas semanas, los Dodgers cambiaron la opinión sobre la rotación, y usaron a Montas como abridor, y lució de gran forma en Triple A. Abrió ante Nashville en el segundo juego de la doble cartelera el jueves, y permitió una carrera en cuatro entradas, no dio pasaportes con seis ponches. En su siguiente salida, Montas ampliará el numero de lanzamientos y podría trabajar de cuatro a seis entradas.

Urias es una estrella en desarrollo que ha demostrado que con el tiempo podrá tener un alto impacto con los Dodgers. Pero probablemente no este año, porque se está acabando rápidamente las entradas.

Pero Montas es cuatro años más viejo, y debido a la lesión que lo frenó al inicio de este año, va a tener muchas entradas en los últimos tres meses y medio de la temporada.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Julio Urias
Christian Petersen/Getty ImagesJulio Urías hará su debut en Grandes Ligas este viernes ante los Mets en Nueva York.
Curtis Granderson podría ser el primer bateador que Julio Urías enfrente en las Grandes Ligas el viernes por la noche, y en algún punto antes de ese momento, probablemente Granderson le eche una mirada a un reporte de escuchas que detalle todo lo que es bueno sobre el cotizado zurdo mexicano - un slider vicioso.

Urias ha sido catalogado por mucho tiempo como un gran prospecto, un gran lanzador joven con un gran brazo. Pero a medida que comenzaban los entrenamientos primaverales, los Dodgers sintieron que el principal lanzamiento quebrado de Urías era bueno pero con espacio para mejorar; se parecía demasiado a un slurve, según creían los encargados del desarrollo de jugadores, por lo que Urías comenzó a trabajar con un agarre diferente, más como un verdadero slider.

Clayton Kershaw tuvo que hacer un ajuste similar en los inicios de su carrera, haciendo ajustes a su slider, para poder mejorar la potencia de su recta y su curva. En una sesión de bullpen en Wrigley Field, intentó el slider por primera vez, y como recordó luego el receptor A.J. Ellis, todo sobre ese primer lanzamiento fue perfecto, desde el giro hasta la colocación.

Cómo pudo suceder eso, preguntó Kershaw. Solo sigue haciendo eso, le dijeron, y ahora el slider es un arma crucial en el repertorio de Kershaw, un lanzamiento quebrado de alta velocidad que los bateadores no logran descifrar ya que anticipan una recta.

Eso es lo que ha pasado con Urías: De inmediato, comenzó a mejorar su slider, y este comenzó a trabajarle bien, un complemento perfecto para su recta, y quizás esta noche, lo lance ante el zurdo Granderson, en medio de toda la esperanza que carga consigo.

Pero esa esperanza debe ser moderada, porque el impacto de Urías para los Dodgers no puede ser cercano al que tuvo la "Fernandomanía" de 1981. En la temporada de novato de Fernando Valenzuela de 1981, él lideró la liga en entradas lanzadas en una temporada acortada por la huelga, completando 11 de sus 25 aperturas. Al año siguiente, lanzó 285 entradas. Los lanzadores de ese tiempo eran caballos de trabajo que seguían hasta que no pudieran más.

El grupo de cerebros al mando de los Dodgers en 2016 no va a permitir nada cercano a eso, en una era en la que la cantidad de pitcheos y de entradas de los prospectos son estrictamente vigiladas. Como escribe Dylan Hernández aquí, Urías lanzó 80 1/3 entradas la pasada temporada y probablemente los Dodgers no permitan que pase de las 115 más o menos en este año. Él ya ha lanzado más de un tercio de ese total en Triple-A, donde logró efectividad de 1.10 en 41 entradas.

Una expectativa realista para Urías es que sea una inyección de éxito limitada y temporera, mientras los Dodgers intenten sobrevivir a la hemorragia de lesiones de su cuerpo de abridores. Él podría ser una curita para la rotación por poco tiempo, probablemente no más de 10 aperturas de cinco entradas, y entonces es posible que pueda ser movido a un rol muy controlado del bullpen al final del año.

Pero mientras más lance ahora, menos probable es que sea utilizado al final de la temporada.

Esta noche, su recta podría pasar zumbando a los bateadores rivales, y su slider podría engañar a los rivales. Pero nada de eso alterará la realidad de que su tiempo en las Grandes Ligas será apenas una probadita.

Esto podría ser el inicio de algo grande para Urías.

De parte de Paul Hembekides de ESPN Datos: Urías es el mejor lanzador zurdo prospecto en el béisbol, de acuerdo con Keith Law, y se convertirá en el jugador más joven en MLB. Es descrito por Law como un lanzador con "potencial para encabezar una rotación".

A los 19 años y 289 días, Urías se convertirá en el lanzador zurdo de los Dodgers más joven en debutar en MLB desde Sandy Koufax en 1955 (19 años y 176 días). Los otros tres zurdos en esta lista se han combinado para lograr 7 premios Cy Young:

Frecuentemente Urías recibe comparaciones con Fernando Valenzuela, quien en la actualidad es el comentarista en la transmisión en español del equipo, y cuya llegada al equipo en 1981 provocó el nacimiento de la "Fernandomania."

- Ambos son de la parte norte de México

- Ambos son lanzadores zurdos

- Ambos tienen un físico considerado por debajo de la media para un lanzador (Valenzuela mide 5 pies 11 pulgadas, Urías mide 6 pies)

- Ambos firmaron su primer contrato profesional siendo adolescentes

- Ambos fueron descubiertos por el escucha de los Dodgers Mike Brito

- Ambos harán su debut a los 19 años

En una muestra muy parecida de entradas, Urías tuvo un mejor WHIP y mejor tasa de ponches a boletos en liga menor que Kershaw antes de su debut en MLB:

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.